Inicio
San Vitero

San Vitero

Datos de contacto:

  • Ayuntamiento Plaza Mayor, 2 – 49523
  • Teléfono/Fax: 980 681 479
  • www.adata.es

 

Información


A 68 Km. de distancia de la capital y 875 m. de altitud, se encuentra este Municipio Alistano con cuatro anejos, conocido por su sabrosa industria alimentaria, Emblema Comarcal de cárnicos, setas y productos silvestres, fruto de una excelente ganadería que ingiere pastos naturales de alta calidad, y un entorno medioambiental enclavado en el Campo de Aliste -declarado zona ZEPA de especial protección para las aves- por las esteparias que lo habitan, con arroyos como el de La Vega o el del Valle que nutren bosques de ribera, además de robles y castaños esparcidos en manchas boscosas mediterráneas entre praderas y pastizales.

Con una Superficie de 64 Km2, junto a Portugal y la Sierra de la Culebra, el pasado se esconde en los castros que rodean el pueblo; del Alto castro se extrajeron molinos barquiformes y cerámicas del Soto de Medinilla; del Teso de Las Viñas –probablemente romano, elíptico y con restos de muralla- salieron tégulas, y hay datados yacimientos funerarios en La Terrezuela o en el Campo de los Túmulos de La Manguita. Documentalmente hay constancia de la existencia de la población desde el S.XI.

Incluido en el Área de Gestión Micológica de Aliste, Tábara y Alba, el término es además punto de encuentro importante para el mantenimiento de una de las Rutas de La Cañada de La Vizana y la Trashumancia del Noroeste, la que utilizan los denominados “Churreros de Aliste” para llevar sus rebaños a los pastizales de la vecina comarca de Sanabria.
Entre San Vitero y Mahide –en el paraje El Roble, próximo a una charca- se reúne una de las Cabañas que agrupa rebaños de Aliste y algunos de Tábara en un auténtico espectáculo etnográfico, convertido también en experiencia turística, para conocer y compartir técnicas de ganadería extensiva pastoril y convivencia humana trasladando miles de ovejas, cabras, caballerías y perros a través de vías pecuarias y parajes serranos en un rito cíclico ancestral cada vez más difícil de mantener.

La Iglesia parroquial de San Víctor, de estilo originariamente románico XII -que mantiene en la espadaña y los arcos apuntados interiores-, fue remodelada como muestra el arco triunfal gótico, o las estelas funerarias romanas reutilizadas para edificar alguno de sus muros. En su interior hay un interesante relieve en madera tallada que representa el Infierno y que tiene una réplica en la ciudad Portuguesa de Miranda Do Douro.
Tanto el pórtico y la esquina exterior en la plaza aportan testimonios arqueológicos de ancestros que también ocuparon este espacio; El Miliario de la Vía Romana del XVII Itinerario Antonino -en conexión con Rabanales y una posible variante del trazado de la Vía Augusta en investigación-, y un Toro o verraco prerromano –S.IV/SII a.C-, símbolo cultural común en la región, enigmático y con hipótesis e interpretaciones diversas en cuanto a su significado y uso –fertilidad, señalización, propaganda etc-, caracterizado en este caso por disponer de dos orificios en la testuz y relacionado genéricamente con los Vettones, -pueblos pastores y guerreros de la Edad del Hierro- aunque no hay un contexto arqueológico desvelado que lo demuestre empíricamente. La Ermita del Cristo del Campo -a la salida del pueblo- completa la interesante dotación patrimonial del casco urbano de la cabecera del Municipio.  

La Arquitectura Rural de piedra, adobe y madera además de pizarra y teja, refleja la riqueza arqueológica local, con viviendas típicas que muestran estelas romanas adosadas en los muros, balcones y detalles decorativos o de refuerzo además de rejería y forja; hay Fuentes como la del Lugar o la del Cubo, Palomares, Cortinas, Huertos, Corrales, Chozos y un paisaje agrícola y ganadero que conserva su autenticidad y estética.
 
La Gastronomía local es símbolo de calidad de la afamada Ternera de Aliste servida en deliciosos Chuletones a la brasa, aunque hay que añadir al menú popular el tradicional botillo, sopas, legumbres, lechazo asado, guisos de pollo, arroz a la Zamorana, cocido, embutidos contundentes, setas exquisitas, y repostería variada. También es reseñable la existencia de apicultura y productos del bosque en forma de postres, miel, aguardientes o frutos secos, y -en el caso de celebraciones- el pulpo o el bacalao acompañan el ciclo anual.

Celebran las Fiestas Patronales el 8 y 9 de mayo por San Víctor, con actos religiosos –Misa y Procesión- y actividades festivas, juegos tradicionales, folclore, espectáculos musicales y degustaciones gastronómicas populares.

Además el entorno la ermita del Cristo es escenario de dos celebraciones romeras anuales; el segundo sábado de septiembre por la Exaltación de la Santa Cruz, y el 19 de marzo, en San José coincidiendo la Romería del Bendito Cristo del Campo con una "Exposición monográfica de raza asnal zamorano leonesa", y subasta de buches con concurso morfológico, en torno a esta especie de burros única, estéticamente entrañable, y cuya genealogía excepcional –en peligro de extinción- se protege sustituyendo su uso en el mundo rural con nuevas aplicaciones, cosméticas y alimentarias derivadas de su leche, terapéuticas por la emotividad, facilidad de contacto y carácter manso, y turísticas especialmente adecuadas para rutas e itinerarios medioambientales.

El nuevo Recinto Ferial  o Centro Agroganadero del Noroeste –edificado sobre el antiguo- con un estilo moderno y funcional- concita actividad comercial, lúdica y gastronómica con la presencia de muchos Portugueses y visitantes foráneos atraídos por una Feria que perpetua un contacto ancestral.

En cuanto a ilustres artesanos destacó Domingo Fernández, por mantener cuanto pudo la elaboración de la elegante Capa Alistana usada por los pastores de ésta comarca, símbolo de una de las Procesiones más emblemáticas de la Semana Santa Zamorana -la de Las Capas Pardas- y todo un patrimonio etnográfico de la comarca de aliste cuya tradición pastoril refleja el austero tejido.

Imágenes del Municipio

San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero San Vitero

Anejos del Municipio

El Poyo
El Poyo


Ubicado en uno de los cerros más altos del entorno, con un nombre que remite al característico banco de pueblo –de piedra o pizarra…- rodeado de agua de los arroyos de Valtravieso y la Ribera, bosques mediterráneos de robles, encinas o pinos y bellos paisajes de transición entre el campo de aliste y el valle del Río Manzanas -con especies arbóreas de Ribera-, la calidad medioambiental propicia la existencia de numerosas especies de fauna salvaje, especialmente mamíferos como el lobo, ciervo, corzo, zorro o jabalí, aves y rapaces – águila, Elanio, alcaudón- y especies piscícolas o de ecosistemas acuáticos.

El Paraje de los Conventos –en el límite con San Blas- corresponde según la memoria popular a un antiguo eremitorio o convento anterior al S.XVI; dice la leyenda que allí –en la llamada Peña del Santo- se apareció La Virgen a un fraile dejando la imagen de la futura patrona de la comarca que fue venerada como Nuestra Señora de La Salud hasta su trasladado a la Villa de Alcañices por orden del primer Marqués. Una escoba florida sobre la roca recordaría la milagrosa aparición en este paraje en el que sólo las piedras reutilizadas en cercas pueden recordar la realidad física del convento aunque el lugar emana sensaciones positivas con las que justificar un pasado semienterrado en la historia.

La Iglesia parroquial de Santa María, pequeña y sencilla, de una nave, -con espadaña románica- aloja en su interior un retablo mayor barroco con la imagen de la patrona, La Virgen de la Asunción, mientras la campana –según la vox populi- procede del antiguo monasterio franciscano.  Junto a ella se encuentra La Cruz del Calvario, una especie de monumento religioso popular con una estructura de granito sobre la que se insertan tres cruces.

La Arquitectura rural se encuentra sobre todo en el barrio de abajo –viviendas tradicionales alistanas- con corrales, paneras y pajares, de materiales pobres, sobre todo adobe y pizarra con cuarcita y madera además de teja. Las ruinas de un antiguo Molino, los Cortinales de huertos y prados, Pontones o Fuentes completan la dotación popular.  
    
Celebran las Fiestas Patronales a mediados de Agosto en honor de Nuestra Señora de Asunción combinando actos religiosos y lúdicos y aprovechando la presencia de emigrantes para dinamizar el ámbito rural.

Imágenes de El Poyo

El Poyo El Poyo El Poyo El Poyo El Poyo
San Cristóbal de Aliste
San Cristóbal de Aliste


Con una ubicación medioambiental privilegiada, vistas a la Sierra de la Culebra y al Campo de Aliste, tres Castros -destacando “El Castrillon de la Jara” o La Mazada- que esconden el pasado más antiguo en forma de pinturas rupestres, el Río Mena y diversos arroyos hidratando las riberas de un territorio habitado por fauna salvaje, especies de caza mayor y menor, aves y animales domésticos propios del mundo rural, el pueblo ofrece actividades acordes al ciclo anual de la naturaleza, desde la berrea de otoño, observación de rapaces, senderismo, actividades cinegéticas, trashumancia, micología, recogida de castaña o rutas en burro entre otras.   

La Iglesia parroquial de Santiago Apóstol -sobria y sencilla-, estilo del XVI, con espadaña de dos campanas aloja en su interior retablos barrocos, destacando el mayor con pinturas de Santa Lucía y San Juan Bautista además de la imagen titular. En el exterior un Crucero de piedra sobre pedestal señaliza el territorio sagrado.

La Arquitectura rural de barro, pizarra piedra y madera se plasma en humildes viviendas de una planta, en Fuentes como la de los Moros, restos del Vía Crucis, el Manantial ferruginoso, un antiguo Molino en la ribera o el Molino de San Vitero además de cercas de huertos y campos o Corrales y Chozos. Disponen de un área de ocio acondicionada en el Revolvedero cuyas mesas corresponden a ruedas de molino.  

Celebran las Fiestas Patronales el 24 y 25 de Julio – en Santiago Apóstol- combinando actos religiosos –Misa y Procesión-, tradicionales –Juegos y Folclore- y lúdicos –bailes, degustaciones gastronómicas o fiestas culturales destacando la recuperación de una Obisparra Alistana, una Mascarada Invernal que tradicionalmente se celebraba en Navidad y que se ha recuperado en verano aprovechando la presencia de emigrantes y la valorización de una celebración ancestral asociada a ritos de pueblos agrícolas y ganaderos con posteriores influencias de la iglesia…

También festejan San Isidro Labrador el 15 de mayo o San Antonio de Padua el 13 de junio; hay además una Asociación recreativa cultural llamada El Balcón de Aliste y una Casa de Turismo rural “El Ramayal”, fruto de la reconstrucción de una Casona de Labranza de 1845.
Entre los vecinos ilustres cuya trayectoria nació en este pueblo hay que citar a Simón Díez Fernández, un reconocido curandero de biografía apasionante –pastor, labrador, militar mutilado en la Guerra Civil y medico “tradicional” o curandero en el frente y en el Aliste de la posguerra-; su fama cruzó fronteras y sanó a miles de personas siendo su especialidad las dolencias relacionadas con los huesos y con males derivados de accidentes o del tipo de trabajo en un mundo rural duro.

Aunque dice la leyenda popular que un antepasado suyo viajó a un monasterio convirtiéndose a su regreso en el primer curandero de la comarca, Simón nacido en 1913 ha sido el origen de una saga destacada que continúan sus hijos y nietos, profesionales que integran conocimientos de la medicina natural y tradicional ejercida por el padre con titulaciones científicas y técnicas que acreditan una vocación especial. Disponen de Herbolarios en Zamora y Salamanca aunque en San Cristóbal queda tan sólo el recuerdo de un hombre con mayúsculas Bueno que utilizó su don para ayudar a quién lo requería o necesitaba.

Imágenes de San Cristóbal de Aliste

San Cristóbal de Aliste San Cristóbal de Aliste San Cristóbal de Aliste San Cristóbal de Aliste San Cristóbal de Aliste
Villarino de cebal
Villarino de cebal

Villarino de Cebal, -nombre también de uno de los arroyos que nutre sus riberas y campos junto al de La Vega o el Chamborro - es un punto de referencia medioambiental por acoger en la pradera –junto al pueblo- y dentro de un insigne Encinar, el único Árbol Singular -con declaración- de la comarca de Aliste. Una Encina Catalogada cuya edad se data en 400 años, tres ramas y estética de cuento, símbolo de la riqueza arbórea de todo el territorio en el que se pueden encontrar ejemplares centenarios de diversas especies…

También destaca por su papel en la Ruta de trashumancia que tuvo aquí una venta reconocida y en la actualidad mantiene con Los Churreros de Aliste y su paso hacia El Cordel Sanabrés, sin obviar que sus pastos nutren ejemplares de la prestigiosa ternera alistana configurándose como un excelente hábitat ganadero.

La Iglesia parroquial de Santa Catalina -con arco decorado y una columna con capitel en la portada- aloja en su interior un humilde y simple retablo de estilo barroco, con imaginería religiosa diversa, destacando la devoción que suscita Santa Catalina, advocación bajo la que se creó históricamente una cofradía que la formaban parte de los pastores de toda la comarca.

La Arquitectura rural
de adobe, pizarra y madera –y en menor medida piedra- se revela en casas viejas humildes, con techos de teja y muros de rustica mampostería. Hay un Crucero escalonado en granito, un Potro de herrar y restos de dos Molinos harineros en el cauce del arroyo, además de Puentes y Pontones, Cercas, Chozos, y un paisaje ganadero - agrícola apacible y sereno.

Celebran las Fiestas Patronales en torno al 23 y 24 de agosto en honor a San Bartolomé,  combinando actos religiosos –Misa y procesión-, con juegos tradicionales, folclore y degustaciones gastronómicas populares. También festejan Santa Catalina a finales de noviembre y en mayo conservan el ritual de la bendición de campos.

Imágenes de Villarino de cebal

Villarino de cebal Villarino de cebal Villarino de cebal Villarino de cebal Villarino de cebal
San Juan del Rebollar
San Juan del Rebollar

Ubicada en un alto, dividida por las aguas del Arroyo Mena cuyas riberas están declaradas como Lugar de interés Comunitario, esta localidad insertada en el valle, rodeada de masas de Rebollos que propiciaron parte de su nombre, arboledas de negrillos, parras y huertos -además de una Finca de protección denominada El Cuervo - ofrece naturaleza en estado puro; áreas micológicas, fauna y flora que configura un bello paisaje a caballo entre la llanura y la Sierra de la Culebra, pastos que alimentan terneras alistano-sanabresas, rebaños de ovejas, o cría de Burros autóctonos que permiten realizar actividades terapéuticas, rutas de senderismo y jornadas de relax en un entorno de contacto rural y medioambiental constante.

Pendientes de investigación arqueológica y datación empírica, aunque huellas del pasado histórico a través de fuentes orales, son un Castro enterrado bajo la zona alta y vieja del pueblo que indicaría que es zona de antiguos asentamientos, y una piedra de granito, a modo de símbolo fálico, cuya ubicación original fue colocada enhiesta, junto al crucero en la Plaza norte de la Iglesia.
  
La Iglesia parroquial de San Juan Bautista, restaurada, del XVII, y edificada junto a los restos de una antigua ermita de la que queda el arco románico tardío y la cabecera, aloja en su interior un S. Pedro de madera tallada del siglo XVI-XVII, un crucificado con su retablo del XVII y un renacentista del siglo XVI, entre otras imágenes y objetos litúrgicos.

La denominada Casa de los Moros - que dispuso de un escudo heráldico en la fachada realizado en piedra de cantería- con las armas de los Mezquitas y referencias pétreas de moros, es objeto de leyendas populares como la que cuenta que pastores de San Juan llevaron sus rebaños a lo que sería hoy la villa de Alcañices donde una extraña peste les afectó impidiendo su regreso al pueblo durante tanto tiempo que construyeron cercas, chozas y viviendas dando lugar a la población de Alcañices a partir del cerco…       

La Arquitectura rural de adobe y pizarra se plasma en viviendas antiguas insertadas en la roca, con corrales, pajares, y pequeños huertos; La Fuente del Lugar, La Folgosa, El Puente La Calzada y pontones o sus restos, Los Molinos de Mezquita e Iruelas en las riberas del arroyo Mena, varios Palomares, un merendero acondicionado en el Labayo, y paisajes de cercas conforman el perfil de esta pedanía.

Celebran las Fiestas Patronales el 24 de junio en honor a San Juan Bautista combinando actos religiosos y festivos: Misa, Procesión, Folclore, Música tradicional, Juegos, Concursos y Espectáculos, además de degustaciones populares gastronómicas y actividades de convivencia. Festejan en enero San Antón y Los Mártires, además de mantener el rito etnográfico agrario de la Bendición de panes el 6 de mayo, aunque ha desaparecido una romería que se celebraba en la Peña del Santo.

Imágenes de San Juan del Rebollar

San Juan del Rebollar San Juan del Rebollar San Juan del Rebollar San Juan del Rebollar

Ubicación del Municipio

ADATA - Todos los derechos reservados   •  adata.zamora@terra.es   •  Aviso legal   •  LOPD   •  Depósito Legal ZA-175-2012

PROTECCIÓN DE DATOS

De conformidad con el Reglamento (CE) nº 45/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2000, y lo que establece la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, la Asociación para el Desarrollo de Aliste, Tábara y Alba ­ADATA- informa a los usuarios de la política general que rige en su dominio adata.es, e informa respecto a que los datos personales no públicos facilitados por el titular o recabados por la empresa productora están protegidos por sendos ficheros automatizados bajo la responsabilidad de la Asociación para el Desarrollo de Aliste, Tábara y Alba ­ADATA-, y la Productora Euroideas 3 con la finalidad de poder facilitar, agilizar y cumplir los compromisos establecidos entre ambas partes. Así mismo, la Asociación para el Desarrollo de Aliste, Tábara y Alba ­ADATA- y Euroideas 3 CATS S.L. informan de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición mediante un escrito a las direcciones:

Asociación para el Desarrollo de Aliste, Tábara
Plaza de Reloj nº 7 49500 Alcañices (Zamora)

Euroideas 3 C.A.T.S. XXI S.L
Avenida Alfonso Peña 3 ­ 1ºC 49010 Zamora.

Mientras no nos comuniquen lo contrario, entenderemos que sus datos no han sido modificados, que usted se compromete a notificarnos cualquier variación y que tenemos el consentimiento para utilizarlos a fin de poder fidelizar la relación entre las partes.